Fervenza de Brañas con Pequeno Besbello.



Esta espectacular fervenza se encuentra ubicada en Toques, para llegar hasta ella hay que coger la carretera que parte de Melide hasta este municipio y una vez aquí continuamos un kilómetro o algo más hasta encontrar un desvío a mano derecha que pone As Fervenzas, nos metemos por esa pista... de zahorra y la seguimos hasta dar con la fervenza (poco más de 5 minutos). La sierra del Careón abarca 6662 metros cuadrados repartidos en los municipios de Agolada, Friol, Melide, Palas de Reis, Santiso y Toques con una cota media de 550 metros y de altura máxima de 798. En este paraje nacen los ríos Narla, afluente del Miño y el Pambre, Seco y Furelos afluentes los tres del Ulla. Estas fotografías fueron tomadas en una ruta de senderismo muy bien organizada por Pequeno Besbello, habitante de Facebook y pululante por estos y otros parajes similares. Gracias Roberto.


Fervenza de Santa Mariña de Graba


Fervenza localizada en el lugar de Santa Mariña, parroquia de Graba en la Comarca del Deza. No está señalizada y es de acceso complicado. Estará a unos 20 minutos de la aldea, monte arriba y por una pista forestal, luego, después de unas curvas, hay que adentrarse entre los carballos y si se encuentran un par de tubos delgados es seguirlos puesto que unos minutos llegaremos a pie de río. Este tiene varios saltos, el más bonito es justamente el que va a dar el conducto. Aquí hay dos colores protagonistas casi únicos, el blanco de la caída y el verde de todo el entorno.

Fervenza de Santa Leocadia

Esta doble fervenza se encuentra encajada en una especie de garganta que el río Santa Leocadia en su discurrir ha forjado en las tierras de Mazaricos. Este municipio es el lugar ideal para encontrarnos con la Galicia de bosques tupidos y frondosos de luces oscuras y de verdes muy intensos. Esta cascada es de muy fácil acceso, hay que tomar la carretera que lleva de Serra de Outes a Pino de Val (yendo desde Noia,), hasta el kilómetro 6, ahí nos encontraremos con la Ermita de Santa Leocadia, detrás de ella se abre un pequeño sendero y a menos de 100 metros nos escontraremos con este bello paraje.

Fervenza de Callobre


 
Aquí os subo una hermosa fervenza, gracias a la inestimable colaboración de tres amigos del municipio de A Estrada, sin ellos jamás la hubiésemos encontrado... es más igual aún a día de hoy es probable que estuviésemos a dar vueltas...jeje... Para "intentar" llegar a ella hay que ir hasta A Estrada y situarse en la carretera N-640 (Avda. de Benito Vigo), luego tomamos la secundaria que nos lleva a Pernaviva, una vez allí y a menos de 1 kilómetro cogemos el desvío hacia San Xurxo de Cereixo (pasamos por delante de una iglesia)... dirección parroquia de Callobre. A partir de aquí hay que "jugársela" un poco o preguntar, pero a menos de un kilómetro hay un desvío a pie de monte a mano izquierda, donde se dejan los coches, desde ahí se sube un poco a pie ( unos metros) y luego se baja recto hasta dar con el río... luego es seguir su curso (a mano derecha según se baja) y a unos 500 metros está la fervenza... suerte.......

Playa de Soesto.




La playa de Soesto, para muchos, es una de las joyas más desconocidas de la emblemática Costa da Morte, ... su forma de media luna casi perfecta le da un belleza muy particular, es ideal para el surf, celebrándose a finales de agosto pruebas del campeonato de España. Tiene una extensión de unos 900 metros por 42 de ancho de arena fina blanca. Este arenal se encuentra "incrustado" entre dos preciosas playas como son la del pueblo de Laxe y la de Traba de Laxe, las 3 pertenecientes a este municipio, con lo que conforman un entorno casi de obligada visita y una vez aquí uno se puede dar, además, una vuelta por Vimianzo y su Castillo o acercarse hasta Cabo Vilano en Camariñas.

Fervenza do Muiño da Ruxida.



La cascada de o Muiño da Ruxida está situada en la comarca da Terra Cha, en la parroquia de Parga (Guitiriz), cerca del límite provincial con Coruña.  Es una caída de unos 10 metros que forma el río que le da nombre. El molino fue construido en los años 40 por un grupo de vecinos para moler trigo y centeno. Cerca de este lugar también podemos visitar el sitio arqueológico de Pena Xiboi de unos 9.000 años de antigüedad, monumento declarado de “Ben de Interese Cultural” y que atestigua la presencia de cazadores-recolectores que habían establecido allí un campamento temporal. Con una altura media de 400 msnm y con una extensión de 1822 km cuadrados,  a Terra Cha  -paisaje atípico en Galicia- es una immensa llanura que combina frecuentes colinas coronadas en su mayoría por castros con llanos agrícolas y verdes pastizales, surcados por numerosos ríos como son el Miño, Ladra, Támega y lagunas importantes, como la de Cospeito o Caque.

Fervenza de Vieiros (A Iván)




En el corazón de O Courel y a poco más de 1 kilómetro de la Aldea de A Seara, se encuentran los paneles indicativos de esta hermosa cascada, de unos 25 metros de caída. El río Selmo a su paso por Vieiros, vierte sus aguas en una zona sombría y umbrosa aunque de fácil acceso, desde los paneles será un cuarto de hora a pie por un sendero sin dificultades, lo único reseñable, quizá, un cruce de tres caminos donde cogeremos el de la derecha dejando unas torretas eléctricas a la izquierda. Durante este trayecto pasaremos por delante de dos Sequeiros, lugares donde antiguamente (¿?) se secaban las castañas. Post dedicado a Iván, que ha cogido otro camino... pero que aquí quedará en el recuerdo.
Mapeado en: http://.panoramio.com/photo/111803310

VIII Andaina Costa da Morte: Vimianzo, tierra y mar.




 












 







Octava andaina y última que algunos municipios, con sus técnicos a la cabeza, han organizado maravillosamente bien. Una oportunidad única para conocer los recovecos de estos pueblos costeros de tan emblemático lugar como es A Costa da Morte. En este último recorrido hemos descubierto tramos del río Grande, los montes de Carantoña, con sus hermosos rochedos esculpidos por el viento, para luego ir bajando hasta Sabadelle, que es el tramo costero que tiene este municipio. Este descenso nos dejó alguna foto interesante como es el pueblo de Camelle retratado en su costa, lugar archiconocido por Man o Alemán, otro emblema de esta dura tierra... y mar... Ya en Sabadelle también me quedé con alguna "postal" a modo de fotografía para el recuerdo. Este tramo de costa y la ruta en si, terminó en el Espacio natural de la laguna y dunas de Traba, asi es reconocido este arenal de cerca de 3 kilómetros y su laguna y dunas, un entorno para quién le guste la naturaleza obligado de visitar. Este reconocimiento data de 1990 por la Consellería de Ordenación do Territorio. La playa ya pertenece a Laxe pero por su proximidad con Vimianzo... bien se puede compartir...  jeje, no se quejará Laxe con esa pedazo playa que tiene en su pueblo o la de Soesto esa pequeña maravilla que tiene a tiro de piedra. Y así terminó la ruta... una ruta que como bien reza el título es de tierra y mar... pero si queremos agregarle algo de historia pues se puede visitar el Castillo de Vimianzo, monumento del siglo XIII, que en otro momento complementaré en este post y por ende en este blog.
Mapeado en:  http://panoramio.com/photo/108041911





Seimeira de Vilagocende

En la parroquia de San Martiño de Suarna (A Fonsagrada), el río Porteliño nos deja este impresionante salto de agua, de unos 50 metros, que cae sobre paredes de cuarcita. Para algunos esta cascada es la más alta de Galicia, aunque para otros lo es a de A Toxa, difícil disyuntiva que da un aliciente más para ir a visitarlas. Para llegar a este salto hay que ir A Fonsagrada y tomar la carretera (LU-721) que va al lugar de Vilagocende, en el kilómetro 6,5 más o menos hay un desvío o curva a mano derecha que da a una pista de tierra, el coche se puede aparcar a mano izquierda y desde esa pista y después de poco más de 1 kilómetro llegaremos a pie de fervenza, la cuál está rodeada de un bonito bosque de ribera y acondicionada con pasarelas y puentes de madera.
Mapeado en: 


Monte Iroite... o el Megalitismo Atlántico.


El megalitismo atlántico peninsular se caracteriza por la abundancia de yacimientos, más de cinco mil sólo en Galicia, y revela la existencia de una población numerosa y muy dispersa. Estos megalitos tenían una finalidad funeraria, de culto o de ritual.  El fenómeno tumular gallego se fecha entre el VI milenio antes de Cristo e y el 2000 a. C.. En la sierra del Barbanza se encuentra una de las zonas con más concentración de monumentos megalíticos de Galicia y en el Monte Iroite, cumbre más alta con 680 metros de altitud, hay una pequeña ruta de senderismo lineal de unos 4,5 km, donde se encuetran los tres tipos de construciones megalíticas existentes (mámoas, dolmens e cistas). Las mámoas son montones de piedras cubiertas de tierra que adquieren forma de teta o mama; los dolmens son construcións con laxes poderosas, unas clavadas en la  tierra y outras cubriendo estas que a veces tienen corredor de acceso; y las cistas son semejantes a los dolmens pero de tamaño mínimo. El Arca da Barbanza es el mayor dolmen, por su tamaño, de Galicia. Aquí aparte de los túmulos y las hermosas vistas podremos contemplar caballos de montaña descendientes en parte de una raza ya extinta: los Barbanzones.










Costa de Espasante.











Espasante, parroquia del municipio de Ortigueira (A Coruña),  esconde preciosos lugares entre los que podemos destacar la Playa de A Concha y la playa de San Antonio, así como los acantilados de Loiba ( naturaleza en estado puro), y míticas vistas gallegas como la de los Tres Aguillóns enfrente a Cabo Ortegal. Este paraje está situado en un lugar privilegiado ya que a parte de perderse por este entorno, también se puede visitar la ría de Ladrido en Ortigueira al oeste y Bares y O Barqueiro al este. Estas fotos me las pasó una amiga que se hizo una de las varias rutas que hay por toda esa zona. Gracias Marián... nos vemos en el camino... 
Mapeado en: www.panoramio.com/photo/105170622


Fervenza de Augas Caídas

En la parroquia de Marce, ayuntamiento de Ferreira de Pantón nos encontramos esta cascada de unos 40 metros que forma el río Aguianza en su caída al río Miño. Para llegar a ella y situándose en  la capital del municipio, Castro de Ferreira, circulamos por la N-120 dirección Ourense. A la altura de Guítara un desvío nos lleva a la antigua N-120A y desde allí seguimos dirección Marce, después de 2 km de bajada por la ribeira del Miño encontramos la señalización del comienzo de la ruta. Ésta tiene unos 3 km (ida y vuelta), sólo hay un pequeño tramo complicado (40 metros) y de cierta pendiente que se simplificó con unas cuerdas a modo de pasamanos. En Marce también se puede visitar el castro que lleva su nombre donde se puede apreciar una bella vista del río Miño.