ANLLÓNS: El TesORO de Bergantiños. (MINA NON!)


Con una longitud de 54,4 kilómetros y con 516,3 de superficie de cuenca, el río Anllóns y sus numerosos afluentes riegan gran parte de la Comarca de Bergantiños, concretamente los concellos de Cerceda, Laracha, Carballo, Coristanco, Cabana y Ponteceso. En su devenir, desde su nacimiento en los Montes de Xalo, el Anllóns nos va dejando pinceladas de su belleza en zonas como Gabenlle, Corcoesto, Verdes, Garga y la hermosa Ensenada de Insua, flanqueada por el Monte blanco: donde el Anllóns se abre a la ría de Laxe y Corme formando uno de los estuarios más ricos en diversidad faunística y paisajística.

Desde el año 2009 el futuro de este entorno natural (y de sus alrededores) se ve seriamente ensombrecido bajo la amenaza de la “fiebre del oro”, que suele coincidir en su fase más aguda con tiempos de crisis. Antiguamente quienes la sufrían tenían nombres y apellidos; hoy están disfrazados bajo nombres de empresas con “ascendencia” bursátil y a saber si con reminiscencias o intereses políticos (éstos, a diferencia de los primeros, ni bajan a la mina ni sufren sus efectos colaterales). Las consecuencias las padecerán aquellos cuya ascendencia estaba ya enraizada en la propia tierra, cuyo futuro no decidirán ellos y cuyos frutos serán recogidos por otros… a un alto precio y con consecuencias de tintes irreversibles. Este “precio” está recogido en un artículo de la Sociedad Gallega de Historia Natural (SGHN) y basado en investigaciones del Instituto de Investigacións da Mariña (CSIC) y de la Universidad de Vigo donde se advierte de la peligrosidad por altas concentraciones de arsénico tanto en la zona de Corcoesto como en puntos del estuario del río Anllóns. Cabe recordar que en este tipo de explotaciones mineras, además de arsénico, también utilizan cianuro, quedando estos dos elementos en el aire y agua formando parte del “menú” de los habitantes de las diversas parroquias que beben del Anllóns, o de la rica ría de Corme y Laxe, de la que se  “nutren”  tanto sus habitantes  como otros seres que forman parte de la cadena alimenticia.

Nadie está en contra del desarrollo comarcal. Y menos de una zona tan castigada como A Costa da Morte, en la que demasiadas familias se han visto rotas por mor de la emigración; pero sí se debería de estar  en contra (todos deberíamos estarlo) del desarrollo a cualquier precio sin las debidas garantías. Y mientras informes imparciales -o no “interesados”- como los del CSIC, diferentes universidades, Greenpeace... demuestran a día de hoy que el Anllóns no sólo agua lleva… la mina debería quedarse como está, cerrada a cal y canto, al menos hasta que esas garantías sean plenas y consesuadas por todos. Además, cabe recordar que este río en su curso medio y bajo está declarado como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales (ZEPVN) y su estuario como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Costa da Morte.

               
1 Response
  1. Paintball Says:

    Para mi es una de las zonas mas bonitas de la Provincia. Su verde es increibe. Os lo recomiento