Gargantas del Bibei y Santuario das Ermidas.



 Las gargantas del Bibei (municipio de O Bolo) son un enclave único en Galicia, con su cañón de unos 40 kilómetros de largo en un valle fluvial de unas 2.600 hectáreas, la vegetación allí existente cabalga entre la de tipo mediterráneo húmedo y la de tendencia continental. En la solana nos encontramos con encinas, madroños, olivos, robles y diversa vegetación arbustiva como brezo y jara, en la ladera en sombra tenemos avellanos, castaños, alisos y demás vegetación típica de ribera. Además, como no podía ser de otra manera debido a su situación geográfica, sus laderas de fuertes pendientes están jalonadas con el cultivo de viñedo tan propio de la zona, originando el paisaje tan bello como son las laderas de bancales. A mayores, tiempo atrás, también hubo producción de aceituna, existiendo aún algún antiguo molino de aceite artesanal restaurado que se puede visitar. En este enclave se edificó el templo que hoy brilla con luz propia en esta parte del valle, la historia cuenta que fue hallada una imagen en el siglo XIII, en una de las cuevas que probablemente habrían sido excavadas en el siglo VII por unos eremitas, donde en otro momento y huyendo de los musulmanes unos sacerdotes habrían escondido la imagen de la virgen con el niño. Posteriormente se edificó una ermita y en el siglo XVIII la iglesia que hoy conocemos.  A principios del siglo XX parte de la montaña se vino abajo salvándose el templo pero destrozando el pueblo y el puente del medievo. Este monumento artístico fue declarado Bien de Interés Cultura (BIC). De estilo mayormente barroco, si duda es una de las mejores representaciones del barroco gallego que tenemos.

0 Responses