Luces de Pontenafonso (estuario del río Tambre).



Este puente, por donde pasa el río Tambre ofreciendo sus  aguas al océano Atlántico, data del Medievo y su construcción está ligada a la figura de Alfonso IX, originalmente estaba compuesto por 27 arcos de los que hoy se conservan 20, tiene unos 270 metros de largo. A sus lados confluyen dos términos municipales: el de Noia y Outes. Toda la línea de costa, las formaciones intermareales y las marismas, están protegidas por el LIC Esteiro do Tambre que, en su transcurrir, va formando grandes arenales donde se ubica uno de los principales bancos de berberecho de Europa. Una ruta de senderismo que sale de Pontenafonso hasta la central eléctrica del Tambre, nos permitirá descubrir la Devesa de Nimo, un bosque atlántico bien conservado.