Monte Santa Trega


Desde sus 341 metros de altura, este promontorio nos descubre al río Miño vertiendo sus aguas en el océano Atlántico, haciendo de frontera  entre España y Portugal. Este mirador natural nos deja imágenes de la población de Caminha y de los primeros arenales de la costa portuguesa, con la isla da Insua y su fortaleza como referencia. Asimismo, en este lugar se encuentra uno de los castros mejor conservados y que lleva el nombre del monte donde está ubicado. Las excavaciones de este lugar se hicieron en varias fases empezando en 1917. Es un poblado ovalado de unos 700 metros en el eje mayor y de 300 en el menor, pertenece a la edad de hierro y fue probablemente romanizado.
 
0 Responses