O Pindo: A roca, toxo y xesta.

Si en el post anterior comentaba que en el mes de marzo la primavera nos deja un pequeño "otoño" en el bosque, en el de abril los montes gallegos se adornan con los amarillos de la flor del alecrín (toxo) y de la xesta. La floración dura unas semanas, hasta que los verdes se vuelven a adueñar del paisaje. Particularmente me gusta visitar en esta época el monte Louro, así como O Pindo, al que corresponden las fotos que acompañan al texto. La subida se hizo desde la aldea de O Fieiro, desde donde ya se podía apreciar el la floración del toxo en los montes adyacentes (Montes da Ruña). En las faldas del Olimpo Celta, el amarillo ya se tornaba predominante en toda la ascensión hasta A Moa. Desde este outeiro o mirador natural, dirigiendo la vista hacia el norte siguiendo la línea de la costa, los Montes de Buxantes también se coronaban de este color. Sin duda estas fechas son las más idóneas para visitar este paraje, los días son largos y la belleza reina por doquier, tanto en el mar como tierra adentro. No obstante siempre es recomendable mirar el tiempo con antelación o in situ, ya que una mala tormenta te puede "aguar" la fiesta, o
 unas nieblas no previstas (incluso en los mapas metereológicos) te pueden desubicar y hacer perder el norte...


Comentarios

Mapa de recursos naturales